AUDIO: recorrido histórico sobre insurgencia Zapatista y estrategias contrainsurgientes

En el cierre del seminario “Teoría y práctica del Neozapatismo”, Martín Álvarez, estudioso de la insurgencia Zapatista, realizó un recorrido por las estrategias militares, políticas y culturales contrainsugentes ejercidas en Chiapas durante los últimos 20 años.

Escucha el audio aquí 

zapatistas 11

Entrevista a Beatriz Aurora

En noviembre de 2013 GIAP entrevistó para la Revista Rufian Beatriz Castedo Mira, de nombre artístico Beatriz Aurora, una artista chilena radicada en Chiapas, México. Hija del historiador español Leopoldo Castedo, su vida está cruzada por la militancia y la revolución, desde que era miembro del MIR. Desde hace unos años, sus pinturas acompañan estéticamente al EZLN.

Visite http://www.beatrizaurora.net

Por GIAP

Imagen

GIAP: ¿Cómo se inicia tu camino hacia la pintura?

Desde muy chiquita me gustaba pintar y dibujar, aunque no tanto como jugar…

ya de grande, hacia dibujitos para adornar mis paredes o cuando escribía cartas de amor, pero fue en 1985 cuando decido dedicarme a pintar no solo por placer sino también como medio de vida.  La sola idea de pensar en tener un trabajo con horario y  jefe  o de tener que gastar mi tiempo en hacer algo que no me gusta para poder sobrevivir, fue el motivo determinante para que hiciera de la pintura mi compañera de vida.

Comencé ilustrando libros para niños y poco a poco fui  desarrollando mi propio modo. En 1987 hice mi primera exposición, en Tokio.  He expuesto en varios países desde entonces y la próxima es a fines de en marzo en París.

GIAP: Tu obra es parte importante del cuerpo ilustrado, o digamos “el brazo pictórico” del EZLN. ¿Puedes contarnos cómo surgió tu relación con los zapatistas?

Cuando el 1 de enero de 1994, hace 20 años, el EZLN despertó a México y al mundo con su ¡ ya basta!  renació en mi la ilusión, la esperanza de que otro mundo es posible y me dije: como podría aportar a ese movimiento tan simpático y alegre  ( a pesar de la pobreza y la tristeza que por más de 5 siglos sufrieron) y se me ocurrió pintar el cuadro “ Chiapas” para regalarles las reproducciones y así contribuir con algunos fondos. No pensé que además de que se venderían, aportaría en el terreno de las imágenes un granito de arena a su fascinante lucha.

Me costó  un poco  encontrar quien financiara la edición del póster y cuando estuvieron impresos me lancé a la Selva Lacandona.

Llegué a una comunidad zapatista  y le escribí una carta a la comandancia que más o menos decía: “ hola, compañeros, soy una pintora chilena y les traje unos cuadros y estoy dispuesta a cruzar selvas y montañas para darles un abrazo”. Como a las 11 de la noche, estaba con unas amigas en una “ champita” ( casita de tabla con techo de palma y suelo de tierra) y de pronto tocaron a la puerta: era Moisés, quien en ese entonces era mayor insurgente y ahora es subcomandante y rector de la escuelita zapatista, a la que han asistido mas de  5 mil alumnos de todo el mundo.

Él nos platicó de las causas del levantamiento, de sus sueños, de sus carencias, que iban en proporción inversa a su abundancia de sabiduría y dignidad.

Desde entonces he pintado muchos cuadros sobre sus luchas, sus comunidades, su cultura y es para mi una gran satisfacción apoyar en todo lo que pueda.

Imagen

GIAP: ¿Qué elementos de tu obra (composición, trazado, color, motivos, etc.) se relacionarían estéticamente con el “otro mundo posible” que proponen los zapatistas?

Todos, comenzando por los motivos.  Los colores en ellos  están por todas partes,  comenzando por la ropa que visten y que ellos mismos hacen a mano con diseños milenarios.

En sus comunidades  hay una gran diversidad de elementos vivos  en un pequeño espacio:  zapatistas de todas la edades, maíz recién cosechado, jóvenes tocando guitarra,  cacao  y café secándose  al sol en un entorno rodeado de vegetación exuberante  y toda clase de animales domésticos deambulando en todas direcciones.  Todo junto y al mismo tiempo en una gran armonía  de movimientos  y sonidos, como una orquesta de  vida.

Esa orquesta  es un poco lo que he querido mostrar en mis cuadros, simplemente la vida en una comunidad zapatista y creo que ahí están los principales elementos y valores de otro mundo posible, en su particular relación entre las personas y con la naturaleza.

Puedo afirmar que en 20 años de visitar comunidades zapatistas, nunca escuché a un niño llorando, a un adulto gritando o enojado, en su cultura hay algo muy especial, que no he visto en otras partes del mundo.

GIAP: Nosotros pensamos que las comunicaciones y la poética particular del zapatismo son parte fundamental de su política y de  su seducción hacia el resto del mundo. ¿Cuáles fueron, en tu opinión, las condiciones para esta fusión de estética y política en el movimiento? En ese sentido, ¿ves posible establecer un  paralelo para la lucha del pueblo mapuche?

Creo que  es el resultado de la fusión de la cultura maya, la determinación y sueños de un grupo guerrillero y las cualidades poéticas y comunicativas del Subcomandante Insurgente Marcos.

Cada pueblo y lucha tiene sus particularidades. Creo que el mundo ha estado abierto a conocer a los zapatistas  por su especial simpatía pero  poco dispuesto a conocer a los pueblos mapuche. Los zapatistas rompieron el cerco de los medios masivos de comunicación que no han cesado de tergiversar su lucha, difundir falsos rumores, boicotear en todo lo que pueden tratando de ocultar sus denuncias y sus avances en la construcción de un mundo diferente.

Eso, en Chile, no se ha logrado. El racismo  y  el clasismo de los de arriba ( sean del partido que sean)  son especialmente difíciles de combatir pues están por todas partes.

Los pueblos mapuche están sometidos a condiciones de represión  y aislamiento, de territorio arrasado, de destrucción de su hábitat y desprecio a su cultura casi sin comparación en el mundo.

GIAP: ¿Cómo te relacionas con el mundo del arte contemporáneo a nivel de lenguaje y de modos de producción/distribución?

No tengo ninguna relación con el “mundo del arte”. Para mí, la vida es un arte. Mi trabajo se difunde solo, a través de personas de todo el mundo que vienen a Chiapas a conocer del zapatismo, de la cultura maya y se llevan unos pósters para ellos y de regalo para sus amigos.

 Imagen

Imagen

Crónica y reflexiones de una muerte anunciada – Relato y foto reportaje desde La Realidad

Imagen

Del 23 al 25 de mayo GIAP ha participado en la caravana a La Realidad para asistir al homenaje a José Luis Solís López, el compa Galeano, asesinado el 2 de mayo pasado por un grupo de paramilitares de la CIOAC-H una organización campesina paramilitar controlada y financiada por miembros del mal gobierno local y federal, como parte de una amplia estrategia anti-Zapatista y contrainsurgente. Aquí va un pequeño relato, foto reportaje y algunos puntos de reflexión sobre la última aparición pública del Subcomandante Insurgente Marcos , y el comunicado que la acompaña, como siempre muy profundo, poético y por lo tanto abierto a múltiples lecturas, en que se anuncia la desaparición de la figura del Sub. Durante esto evento a que han participado 3.000 personas entre los compañeros bases de apoyo y adherentes a la sexta, el EZLN se ha demostrado una vez más ser uno de los más avanzados movimientos revolucionarios contemporáneos, por tener capacidades no solo organizativas sino también comunicativas, poéticas, estéticas, analíticas (incluso meta- y auto-analíticas) sorprendentes y por saberlas articular y combinar entre ellas, generando momentos de participación y encuentro colectivos genuinamente “Otros”, y abriendo constantemente perspectivas políticas inéditas, con las cuales cualquier grupo o individuo preocupado con la construcción de un mundo mejor se puede alimentar.

Por GIAP

Si bien partimos de la ciudad de San Cristóbal de las Casas, el viaje para La Realidad no es simple, hay que cruzar una amplia región montañosa del Estado de Chiapas, por carreteras a veces muy estrechas, llenas de curvas, interrumpidas por derrumbes y caminos de tierra. La situación se complica aún más en una caravana de cerca de 40 vehículos, entre compactos y autobuses, y la presencia de infiltrados del CISEN (Centro de Investigación y Seguridad Nacional), uno de ellos descubierto y alejado en el punto de encuentro de las caravanas provenientes de los Estados de México y Oaxaca en San Cristóbal. Por suerte nos toca el vehículo manejado por Beatriz Aurora, amiga y artista muy cercana al EZLN, cuyas pinturas representan el movimiento en el imaginario internacional. Así que las continuas paradas se han hecho menos aburridas, volviéndose la ocasión  para platicar con Beatriz sobre su experiencia de vivir 3 años en La Realidad (la primera vez llegó en enero de 1996) y de desarrollar varios proyectos con colectivos de mujeres zapatistas en el campo del arte y de la salud.

aa P1040544

Después de un viaje extenuante, nuestra llegada a La Realidad en la madrugada del sábado 24 de mayo nos hace olvidar el cansancio y nos llena de emoción. Como ya nos había ocurrido durante nuestra experiencia en la Escuelita, acercándonos hacia el Caracol hay muchas familias esperándonos y saludándonos al lado de la carretera. Sin embargo, sus rostros no son relajados como los que nos acogieron en agosto de 2013. La sangre de Galeano está fresca aún y no se ha hecho justicia todavía. El Caracol está presidido por milicianos del EZLN, quienes llegaron para garantizar la seguridad de los compañeros bases de apoyo de La Realidad y para acompañar a la comandancia que tomó a cargo las investigaciones sobre el homicidio del compa. Los Insurgentes portan un parche negro en el ojo derecho, dando la impresión de constituir un pandilla anárquica de piratas rebeldes más que un ejército regular, pero también para decir “los miramos por la izquierda, esta es nuestra perspectiva, que nunca varía, ni en situaciones trágicas como la presente”. Todos juntos forman un cerco alrededor de sus bases de apoyo como por destacar que el EZLN nunca los deja solos. Se calcula que llegaron al Caracol cerca  de 1000 compañeros adherentes a la 6ª desde México y otros países y cerca de 2000 bases de aboyo desde los otros 4 caracoles.

Imagen

Al medio día aparece a caballo el Subcomandante Marcos, también con un parche negro sobre el ojo derecho pero además con la imagen de una calavera. Fuma su característica pipa y lleva una camisa azul, un guante negro con huesos pintados en la mano izquierda, un machete en la espalda y un revólver en la cintura. Su presencia genera mucha inquietud entre los compañeros de la sociedad civil, que se suben arriba de los bancos, empujándose para ver mejor y sacar fotografías. Junto con los otros elementos de la Comandancia General del EZLN, también a caballo, el Sub performa un saludo militar para después dar la retirada y romper filas. Se despide irónicamente levantando el dedo medio de la mano izquierda.

Después de la retirada, por los parlantes se escucha la voz de Marcos: “Esta es Radio Insurgente, transmitiendo desde las montañas del sureste mexicano” y pasa la palabra al Subcomandante Moisés, quien nos comunica los primeros resultados de las investigaciones. Se han identificados los responsables, dice, las organizaciones a las que pertenecen y los mandantes. Falta hacer justicia. Nos asegura que el EZLN no caerá en las provocaciones de los paramilitares. Nosotros no somos como ellos –insiste- no buscaremos venganza, y  la rabia la usaremos contra el mal gobierno, contra el sistema capitalista, no contra ellos. Según Moisés, los asesinos son simplemente pobres manipulados por los malos gobiernos, gente vendida que ha perdido la capacidad de pensar.

Imagen

Sabemos que el EZLN no se ocupa de punir directamente a los culpables en caso de asesinato. Optan porque esa responsabilidad quede a cargo del gobierno de arriba. Ellos como máximo, y si el gobierno autónomo se los pide, hacen las investigaciones y publican los nombres de los responsables para que todos los conozcan y el mal gobierno se sienta forzado a aplicar la ley y hacer justicia – también cuando no quiera hacer justicia como en el caso de Galeano. Una de las fuerzas mayores del movimiento Zapatista ha sido exactamente esta: la capacidad de controlar su reacción, de no caer en las provocaciones, de no usar ninguna forma (aunque legítima, a veces) de violencia contra las continuas provocaciones de los grupos paramilitares controlados por los malos gobiernos. Como hemos escrito en el blog anteriormente, en las condiciones actuales la guerra llevaría a la catástrofe, a la destrucción de todo lo que se construyó en el proceso autonómico – y probablemente al exterminio de los rebeldes, todo lo cual constituye el deseo latente, cada vez más explícito, del Estado Mexicano.

Esta fue una de las temáticas clave de las intervenciones del Comité Clandestino Revolucionario Indígena, Comandancia General del EZLN, en voz de los comandantes Tacho y Moisés durante del homenaje al compañero Galeano que tuvo lugar durante la tarde del dia 24. Se insistió mucho en la idea de querer justicia, no venganza y de no caer en el juego de las provocaciones del mal gobierno que sólo busca generar una guerra entre pobres. “El gobierno quiere que nos volvamos como ellos que tienen las manos sucias de sangre. Quieren que nos matemos entre indígenas, que nos volvamos locos”. Pero eso no va a suceder: “nuestro esfuerzo es para la vida y no para la muerte” han repetido más de una vez los comandantes, “porque la rebeldía es vida”. Pues para el EZLN el verdadero enemigo no son los otros pobres (a los que los zapatistas frecuentemente se refieren como hermanos partidistas, aunque confundidos ideológicamente y vendidos por migajas a la contrainsurgencia), sino el sistema capitalista y los “supremos paramilitares”, sus “emperadores” Enrique Peña Nieto y Manuel Velasco. Son ellos quienes quieren generar situaciones de caos en regiones ricas en recursos, donde la resistencia de la población y su capacidad para organizarse colectivamente es fuerte. Solo así el capitalismo podría penetrar en esas zonas y, asegurándose sus riquezas e introduciéndolas en el mercado, destruirlas. El Sub Moisés da una explicación muy clara de los vínculos existentes entre los asesinos de Galeano (paramilitares de la CIOAC-H) y los diferentes niveles del mal gobierno local y federal. Por ejemplo, nos revela que una tal Florinda Santis, funcionaria del PAN en Las Margaritas y originaria de La Realidad, es financiada a través de proyectos gubernamentales con el objetivo de provocar enfrentamientos locales contra los Zapatistas. En este contexto, los dirigentes de la CIOAC, la presidencia municipal, y muchos gobernadores del estado de Chiapas están coludidos. Esto explica los continuos hostigamientos armados contra los zapatistas, los que tuvieron lugar las semanas precedentes al homicidio de Galeano. “Porque miren: esa tal Florinda Santis, así los orientó, porque trae las instrucciones: “si hacen que los zapatista haya problema con ellos, les conseguimos más dinero, más proyectos y las conseguimos sus armas y hacen la provocación y hasta llevarlos a las emboscadas y matar quien caiga en la mano”. Y así pasó. Como ella sabe quiénes ya no son zapatistas a ésos los llama para organizar y es regidora y se pone de acuerdo con todos los gobiernos, los llevó a las autoridades y los gobiernos los envuelven con dinero y proyectos y armas, más ganas traen esas autoridades y ven que están apoyados con el mal gobierno”.

Después de las intervenciones señaladas, con gran emoción todos juntos nos dirigimos a visitar la tumba del compañero caído, esperando la intervención de Subcomandante Marcos programada para la noche como cierre del homenaje.

Imagen

En relación al comunicado de Marcos –sus “últimas palabras públicas”- que él personalmente leyó en frente de los representantes de los medios libres (“ o como se diga”) y los cerca de 3.000 compañeros asistentes reunidos en la Realidad (y que se puede leer aquí y escuchar aquí) nos limitaremos a proponer algunos puntos iniciales y básicos de reflexión (en orden aleatorio), los que desarrollaremos en ensayos más teóricos y extensos que publicaremos en este blog próximamente.

  1. Estética, poética y política. Estos son tres elementos inseparables en la estrategia revolucionaria del EZLN. En el sentido que estética y poética no constituyen simplemente elementos complementarios a la política del Zapatismo, sino que están fundidos con ella produciendo herramientas conceptuales e imaginarios para un nuevo mundo posible, fuera del Estado y del capital. Esta conjunción nace del encuentro de tradiciones políticas de izquierda con la cultura ancestral indígena del sur de México. Como nos cuenta Marcos, fue exactamente esta sabiduría indígena la que desafío “a la modernidad en uno de sus bastiones: los medios de comunicación”. Pero eso se refleja sobre todo en la capacidad de los zapatistas de organizar espacios políticos/sociales separados del Estado y sus formas (esto es el sentido genérico de la palabra “autonomía”), y de crear conceptos e imaginarios con los cuales se abrieron nuevas perspectivas políticas. El mandar obedeciendo, por ejemplo es un oxímoron que no se puede cooptar y aplicar a estructuras burocráticas y jerárquicas como las del Estado. Además, el mandar obedeciendo confronta constantemente al movimiento con el problema de la horizontalidad y de la igualdad en la organización colectiva.
  2. Medios de comunicación. Urge resaltar la reprochable actitud de los medios de pago nacionales e internacionales que proponen una lectura simplista y deformante de las palabras del Subcomandante Marcos (aunque esta no es una novedad). Volver de La Realidad y leer lo que escriben los medios de información de arriba, nos da un poquito de furia, pero también la gana de continuar en nuestra lucha para otro pensamiento, otra cultura y otra información.
  3. Cambios en la comandancia. Después de escuchar las palabras de Marcos para nosotros está claro que él NO anunció un “cambio a nivel de la comandancia del EZLN”. Los roles  permanecerán más o menos los mismos, pero sin la necesidad de servirse de un expediente de ficción, de una máscara como la del Sub, creada para aquellos que “acostumbrados a mirar desde arriba a los indígenas, no alzaban la mirada para mirarnos”. Igual pensamos que lo de fijarse en eventuales relaciones de poder entre comandantes del EZLN es una pérdida de tiempo. Actualmente esto es un problema secundario en el movimiento. No es a nivel de la comandancia que se está jugando el verdadero desafío político del zapatismo, sino en el proceso de construcción de la autonomía, o sea en la creación de un verdadero poder de abajo, de una política cotidiana, de todos y todas y heterogénea al Estado y al Capital. La “desaparición de Marcos” sirve, entre otras cosas, para resaltar este aspecto.
  4. Cambio en la estrategia. Creemos también que el cambio de que el Sub nos habla no constituye una ruptura, sino un ulterior avance en la línea político-estratégica que se empezó a desarrollar desde las vísperas del levantamiento de enero de 1994 cuando empezó la construcción del personaje llamado “Marcos”, con la diferencia que hoy este “elemento de distracción” ya no es necesario.
  5. Al fin los encontramos a ustedes. La novedad, nos quiere comunicar el Sub – y esto nos debe alegrar mucho – es que hoy el movimiento Zapatista fuera de las bases de apoyo, los llamados adherentes a la 6ª, los compañeros que el 24 de mayo estaban en La Realidad, personalmente o de corazón, están suficientemente maduros para no necesitar de este expediente, que el EZLN realizó también para relacionarse con una izquierda a quien íntimamente le da todavía terror “el que sean los pueblos los que manden”. Una izquierda en que “el culto al individualismo encuentra en el culto al vanguardismo su extremo más fanático. Y ha sido eso precisamente, el que los indígenas manden y que ahora un indígena sea el vocero y jefe, lo que los aterra, los aleja, y finalmente se van para seguir buscando alguien que precise de vanguardias, caudillos y líderes. Porque también hay racismo en la izquierda, sobre todo en la que se pretende revolucionaria. El ezetaelene no es de ésos. Por eso no cualquiera puede ser zapatista”. “Con la Sexta al fin” dice Marcos “hemos encontrado quien nos mira de frente y nos saluda y abraza, y así se saluda y abraza. Con la Sexta al fin los encontramos a ustedes”.
  6. Los medios libres “o como se diga”. Estas reflexiones deben servirnos a nosotros, colectivos y medios libres adherentes a la 6ª para ser autocríticos en nuestra actividad, e intentar distinguirnos y separarnos los más posible de los medios de arriba. Esto significa no caer en su juego, cuyas reglas neoliberales son la inmediatez, la cantidad, la producción de información acrítica, la distorsión de la realidad, la búsqueda constante de lo sensacional y del aumento de audiencia, la ausencia de una elaboración teórica, o más profunda, el no confiar en la inteligencia de las personas que leen y escuchan, etc. La lucha contra este tipo de información no se gana siguiendo sus reglas. Entrar en competencia con los medios de arriba en el terreno de la inmediatez, de la cantidad y de la búsqueda de audiencia es una batalla perdida desde el principio, una batalla que nos fuerza a reproducir las estructuras y las maneras de accionar de nuestro enemigo. Así como los Zapatistas no enfrentan el Estado y el capital en su terreno (los de la guerra y de la competición electoral) nosotros también tendríamos que construir nuestra propia autonomía, para ser medios “libres” de verdad.http://www.youtube.com/watch?v=iqIu-zHDreA
  7. La autonomía no constituye un cambio de estrategia en relación al levantamiento armado, sino que es su “continuación con otros medios”. El movimiento zapatista es un movimiento para la vida y la paz pero no pacifista. La construcción de la autonomía en los territorios zapatistas o en nuestras ciudades no es algo que se pueda desarrollar en harmonía con el estado o el sistema capitalista. La ruptura, el conflicto, la negación y por lo tanto el coraje y el sacrificio son elementos fundantes para la construcción del mundo que queremos. Como nos acuerda el Sub “Nada de lo que hemos hecho, para bien o para mal, hubiera sido posible si un ejército armado, el zapatista de liberación nacional, no se hubiera alzado contra el mal gobierno ejerciendo el derecho a la violencia legítima. La violencia del de abajo frente a la violencia del de arriba. Somos guerreros y como tales sabemos cuál es nuestro papel y nuestro momento”. Si la contrainsurgencia de los malos gobiernos y sus paramilitares no han todavía conseguido interrumpir el proceso autonómico se debe no solo a las redes de protección nacionales e internacionales sino también a la presencia (aunque clandestina) del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional y a la amenaza que el constituye.
  8. Y finalmente,  para los sensacionalistas preocupados por la desaparición o incluso el “alejamiento” de Marcos del EZLN, pues les decimos que es una práctica habitual en la batalla que se libra desde el sur de México, esa la de tomar el nombre de chapa de un compañero caído para que siga viviendo en su memoria y en la acción del compañero vivo. Ya lo hizo el mismo Doroteo Arango, más conocido como Pancho Villa, y el mismo Marcos, cuyo chapa viene de los años ’80 y tomada en homenaje y por la permanencia de un compañero del FLN caído que usaba ese nombre. Ahora el Subcomandante Insurgente Galeano puede que nos siga hablando, puede que no, lo importante es que todo lo demás ya está.

GIAP, 26 de mayo del año 2014.

Imagen

 aa P1040616

aa P1040622 aa P1040623 aa P1040626 aa P1040628 aa P1040632

aa P1040591 aa P1040594 aa P1040612 aa P1040615 aa P1040616 aa P1040622 aa P1040623

José Luis Solís Lopez, maestro de la Escuelita Zapatista

Vídeo

Aquí va un vídeo del campa Galeano en en el ùltimo dia de la Escuelita Zapatsta por la Libertad en el caracol de La Realidad. GIAP participará en la caravana “vamos a abrazar a la familia del Votán Galeano, vamos a abrazar al pueblo zapatista” que saldrá mañana el viernes 23 de mayo de San Cristobal de las Casas. Aqui en el blog de GIAP publicaremos noticias y relatos sobre el evento.

El homicidio de Galeano y las preguntas que nos deja

Imagen

El homicidio de Galeano y las preguntas que nos deja

Por GIAP

Las imágenes de la Escuelita Zapatista están todavía vívidas en nuestras mentes. El pasar del tiempo no ha empalidecido el verde esmeralda de la selva, no ha atenuado sus sonidos hipnóticos, sus olores, ni ha neutralizado el ímpetu de las miradas de los compañeros y compañeras que nos han recibido y guiado a través de esta extraordinaria experiencia educativa. Pero vívido es también el color de la sangre que el 2 de Mayo manchó estos recuerdos substrayéndolos del proceso de sedimentación en un rincón romántico de la memoria, arrastrándolos otra vez en el presente y en la Realidad. Esta fue la última enseñanza de José Luis Solís Lopez, Galeano en la lucha.

Habla de sacrificio y sufrimiento el compa Galeano en su intervención en el primer número de Rebeldía Zapatista, donde maestros, familias y votanes valoran la Escuelita. “Ahora sí que ellos [los estudiantes] personalmente, con sus ojos lo vieron, y al mismo tiempo lo sintieron el sacrificio que nosotros hacemos para lograr todo lo que tenemos. Ellos vieron ahí con las familias, se dieron cuenta cuánto de sacrificio, cuanto de sufrimiento realiza esa familia para poder cosechar, para poder lograr los recursos y al mismo tiempo poder sostenerse en su familia y para poder sostenernos y resistir del mal gobierno”. Se refiere al sacrificio y sufrimiento que demanda la disciplina de hombres y mujeres que diariamente trabajan para construir la autonomía en los territorios zapatistas, la arma más potente en las manos de los que poseen poco o nada más allá de su capacidad de actuar colectivamente. “Vieron cuanto nos cuesta producir” concluye Galeano “y cuanto es la miseria que nos viene a pagar el mal gobierno”.

Además de la miseria el mal gobierno esta vez ha traído también la muerte. A golpes de machete y armas de fuego, el último disparo en la nuca del compa, como se hace en la ejecuciones fascistas. La descripción del linchamiento trae a la memoria las primeras imágenes del levantamiento del primero de enero del ‘94, los muertos de Ocosingo, también ejecutados sumariamente, los balazos en la nuca, visibles a través de los pasamontañas. En ese sentido nada ha cambiado. Hoy como ayer el Estado (en el sentido amplio de la palabra, que incluye organizaciones como la CIOAC-Histórica que hacen el trabajo sucio y son la punta de lanza de la penetración neoliberal, de la apropiación primitiva del capital en las áreas más ricas de recursos y entre las poblaciones más insumisas y auto-organizadas) responde con la guerra.

Aquella guerra que los zapatistas intentan evitar de todas maneras, porque su esfuerzo es para la paz, para un mundo mejor para todos, y porque saben que en las condiciones actuales la guerra llevaría a la catástrofe, a la destrucción de todo lo que se construyó en el proceso autonómico – y probablemente al exterminio de los rebeldes, eso que constituye el deseo latente, cada vez más explícito de los malos gobiernos. “Si todo fuera cuestión de plomo y fuego” hace decir el Sub a un personaje inventado, el lacayo de un capataz cualquiera “bueno, pues hace tiempo que esas tierras, con sus bosques, agua, minerales, gente, hubieran sido conquistadas y así usted hubiera podido ofrecerlas en tributo al gran Mandón, señor. Esos cobardes, en lugar de enfrentarse a nosotros sólo con sus heroicos pechos desnudos, o con arcos, flechas y lanzas, y quedar como héroes (derrotados sí, pero como héroes), se preparan, se organizan, se ponen de acuerdo, nos dan la vuelta, se esconden cuando se quitan la máscara”.

galeano 2

Esta es una fase delicada. Un momento de abertura y elaboración, donde con la Escuelita los Zapatistas se tomaron el riesgo de abrir sus puertas a miles de estudiantes de todo el mundo, ansiosos de ver y aprender con sus propios ojos. El movimiento no escapó a estas miradas, por lo contrario tuvo el coraje de mostrar sus propias debilidades y contradicciones internas, además de sus fuerzas. Este es un momento en que, como evidencia Galeano, en las comunidades nuevas generaciones de Zapatistas, también a través del proceso de organización de la Escuelita, se están formando, aprenden a conocerse y a conocernos. Quien orquestó el ataque a La Realidad lo sabe muy bien. Y golpeó las BAEZLN de la manera más baja y en uno de los lugares con la mayor carga simbólica con respeto a la autonomía – la Madre de todos los caracoles, mar de nuestros sueños.

En el último comunicado del EZLN titulado “Fragmentos de la Realidad” se reportan algunos atajos de las investigaciones que está llevando a cabo la Comandancia. Asombra una parte del diálogo entre una compañera y un miembro de la CIOAC quien la provoca diciéndole que fue él quien mató a Galeano. “¿Pero qué me van a hacer ustedes?” dice el arrogante “ni aunque lo sepan quién es mero el que mató no nos van a hacer nada, porque ustedes son la Junta de Buen Gobierno que protegen a todos. Yo no temo –dice–. No temo pues, por eso te digo que yo lo maté”. Estas palabras presentan en toda su brutalidad un problema central con que el movimiento deberá enfrentarse en el futuro inmediato.

Cómo responder a la violencia? Cómo reaccionar al ascenso del nivel de conflicto? Hasta qué punto se puede recurrir a una (legítima) violencia defensiva en esta coyuntura, sin caer en el juego de las provocaciones del mal gobierno? Cómo hacer justicia de un acto infame de este tipo, sin recurrir al uso de la fuerza? Cómo desahogar la rabia de los compañeros bases de apoyo, antes de que ella se transforme en desesperación? Cómo garantizar un nivel aceptable de seguridad frente a esta situación?

Evidentemente estas no son preguntas nuevas, pero sí se están colocando en un escenario en continua evolución, donde entre otros aspectos, el enemigo ya no parece preocuparse de cometer sus crímenes ante los ojos de observadores de derechos humanos. Son problemas que el EZLN está intentando resolver en estos días, como nos narran en los últimos comunicados.

Lo que nosotros los estudiantes de la Escuelita y los adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona podemos hacer, es mostrar todo nuestro apoyo incondicional. Por un lado tenemos que dar resonancia a lo que pasó en nuestros medios de comunicación y redes de solidaridad para que el mal gobierno se sienta presionado desde dentro y fuera de México. Por otro lado, tenemos que responder a la llamada del EZLN y el día 24 de Mayo irnos a los caracoles, sobre todo a La Realidad, para despedirnos de nuestro maestro Galeano y para que los compañeros sientan nuestra presencia física y nuestra voluntad de continuar caminando juntos venciendo el miedo y la desesperación.

GIAP, San Cristobal de las Casas, mayo 2014

Información sobre la Caravana “Vamos a abrazar a la familia del Votán Galeano, vamos a abrazar al pueblo zapatista”

GaleanoVive

Paramilitari in Chiapas contro gli zapatisti: fatti, contesto e comunicato di Marcos

Fonte: Carmillaonline

di Fabrizio Lorusso

Chiapas Escuelas-zapatistasUn morto, José Luis Solís López, e quindici feriti tra gli zapatisti nel caracol numero Uno, La Realidad, nel territorio del Municipio de Las Margaritas: questo il saldo dell’attacco di natura paramilitare del 2 maggio scorso ai danni delle BAEZLN (Basi d’Appoggio dell’Esercito Zapatista di Liberazione Nazionale) in Chiapas. S’è trattato di un’imboscata, non di uno “scontro tra fazioni armate”, come inizialmente avevano riportato i media nazionali e stranieri basandosi su informazioni ufficiali e tendenziose. Secondo il comunicato degli zapatisti del 5 maggio e il bollettino del centro per i diritti umani Fray Bartolomé de las Casas (Frayba) il 2 maggio, alle 18:30, 68 aderenti alle basi zapatiste, disarmati, sono stati attaccati da circa 140 persone armate, militanti della CIOAC-H (Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos-Histórica), del PAN (Partido Acción Nacional) e del Partito Verde Ecologista del Messico (PVEM). Tanto il governo statale del Chiapas, presieduto da Manuel Velasco, come quello municipale di Las Margaritas sono attualmente in mano a quest’ultimo partito che a livello nazionale è alleato del PRI (Partido Revolucionario Institucional), tornato al potere, dopo 12 anni di governi del PAN, col presidente Enrique Peña Nieto nel dicembre 2012 (nella foto: Velasco e Peña).

Chiapas Manuel velasco peña nietoL’omicidio del votán, cioè del maestro della Escuelita zapatista José Luis Solís López, persona rispettata e in vista nella comunità, è un fatto gravissimo e infame. Il maestro è stato accerchiato e linciato da una ventina di soggetti armati, infine raggiunto da tre colpi, uno alla gamba, uno al torace e un colpo di grazia alla nuca, oltre che da bastonate e sferzate di machete. Poco prima dell’attacco, alcuni aggressori hanno tagliato i dotti che portano l’acqua alle comunità zapatiste del caracol e hanno distrutto la clinica comunitaria, la scuola, gli orti e alcuni veicoli di proprietà delle BAEZLN. L’informazione attendibile è arrivata col contagocce, alcuni giorni dopo l’aggressione. Alcuni media, come il quotidiano La Jornada e la rivista Proceso, hanno rettificato le versioni iniziali che, come spesso accade, parlavano di semplici conflitti tra indigeni o “intracomunitari” e di controversie legate ai trasporti e all’uso della ghiaia o della terra della comunità. Sigue leyendo